Abrazar los cambios, aunque al principio no sean fáciles

Imagen tomada de: https://www.pikist.com/free-photo-savqs/es

Dentro del listado de situaciones estresantes de la vida, encontramos -por ejemplo- hacer una mudanza, afrontar una enfermedad o la muerte de un ser querido, un divorcio… y cambiar de empleo. Me apetece romper mi silencio de estos meses con una entrada de blog bastante personal, en la que quiero compartir que hace seis meses he cambiado de trabajo, pasando de trabajar en el ámbito de la atención a la dependencia, a trabajar en el ámbito de las drogodependencias y adicciones.

Las personas que me conocen saben que llevo 18 años trabajando como Trabajadora Social, pero los últimos 13 años de mi carrera he estado ubicada en la Agencia de Servicios Sociales y Dependencia de Andalucía (Equipo de Salud Mental). Ciertamente, nada hacía pensar que en medio de una pandemia tendría una oferta interesante para cambiar de empleo, concretamente para ejercer en el Servicio Provincial de Drogodependencias y Adicciones de Almería, en el Poniente. Yo no lo esperaba, desde luego, pero en mi cuarto día de vacaciones del año pasado, me llamaron de Personal de Diputación, y, sin preverlo de ninguna manera, me ofrecieron este nuevo trabajo y me escuché diciendo un sonoro: SI, acepto.

En ese momento no imaginaba lo que se me iba a venir encima para adaptarme al nuevo escenario, pues tras varios años haciendo prácticamente lo mismo en mi puesto de trabajo, salir de la zona de confort no es nada fácil, sobre todo si te enfrentas a un ámbito completamente desconocido, como en mi caso es el mundo de las drogodependencias y adicciones. Sentí inseguridad en los primeros momentos, pues estaba bastante acostumbrada a “controlar”, e incluso a ser un referente en mi trabajo anterior, y esto de situarte en un rol de “no saber” no siempre es fácil; de hecho, a los pocos días de trabajar en el nuevo Servicio, ya quería “dominar” la materia (risas)… pero la realidad siempre te pone en el sitio que tienes que estar, para que avances paso a paso y sin atajos.

Abrazar los cambios es una forma dulce de nombrar la necesidad de adaptación a las nuevas circunstancias que nos brinda la vida, ya que es la forma más inteligente de afrontar una situación envuelta en la incertidumbre.

He echado mucho de menos a todos mis compañeros y a todas mis compañeras de la Agencia de Servicios Sociales y Dependencia de Andalucía (ASSDA), ya que entramos un buen número de personas en 2008, todas más o menos de la misma edad. Hemos ido creciendo juntas, nos hemos acompañado en cumpleaños, bodas, comidas de navidad, funerales, etc., y de algún modo llevo en mi corazoncito a muchas de estas personas.

Cuando comencé a trabajar en ASSDA, la conocida como Ley de Dependencia estaba recién aprobada, y estaba TODO por hacer. Había que poner en marcha el Sistema de Promoción de la Autonomía y Atención a la Dependencia, y todas las personas trabajábamos desde la horizontalidad. Proponíamos, hacíamos lluvias de ideas, proyectábamos, nos formábamos unos a otros, resolvíamos problemas comunes, sin egos y sin superponernos a los demás… siempre desde posiciones de igualdad. Todo ese bagaje siempre viajará conmigo. Nunca me he sentido más valorada y respetada en un trabajo como en esta Agencia, aunque también hemos tenido que lidiar con las inconveniencias de pertenecer a un ente instrumental de la Junta de Andalucía (…) pero eso da para otra entrada de blog.

Ahora tengo nuevos compañeros y compañeras, y trabajo en un equipo más pequeño, así como muy consolidado por el paso de los años. A diferencia del trabajo anterior, en el que todas las personas comenzamos a construir juntas, en este nuevo empleo está absolutamente todo diseñado y construido, más funcionando a pleno pulmón desde hace muchos años. En este caso, lo que necesitas para facilitar tu adaptación es hacerte con el clima organizacional, las normas, los usos y costumbres, las inercias, los esquemas de funcionamiento, los roles profesionales de cada cual… y con la parcela de trabajo que venía desarrollando la persona a la que sustituyes. Lo bueno, es que sólo tienes que observar y aprender mucho de tus compañeros, leer y estudiar, y mostrar una decidida disposición a continuar con el desarrollo del trabajo. Lo no tan bueno, es que “todo” está hecho, los límites y las fronteras de tus funciones profesionales ya están diseñadas y forman parte del engranaje de una cadena que ya está girando, de manera que hay poco espacio para la aportación personal a toda esa maquinaria en funcionamiento. Esto implica que deberás darte un espacio mayor de tiempo para hacer completamente tuyo ese trabajo, pues de algún modo habrás de calzar un traje cosido a medida de otro, sin reventar las costuras, pero sin perderte en una o dos tallas por encima de la tuya…, ya que ambas situaciones pueden generar incomodidad. Esto se traduce en el esfuerzo por acompasar tu forma de trabajar a lo que se espera del puesto en el nuevo equipo, pero creando poco a poco tu propio espacio, respetando tus convicciones profesionales y tu forma particular de hacer las cosas.

Ahora estoy completando el proceso de aprendizaje que inicié a finales de septiembre del año pasado en este Servicio. El trabajo me parece muy comprometido y muy centrado en la intervención, lo que para mí es una bendición en este momento de mi vida. Me siento agradecida y estoy aprendiendo mucho de mi equipo. Espero, con el tiempo, poder aportar un poco más mi visión particular sobre la forma más adecuada de abordar el trabajo y las intervenciones, desde esa visión social que forma parte mi identidad profesional.

BSO de esta entrada: https://youtu.be/oHb2kQuCEWw

Inmaculada Asensio Fernández.

2 comentarios en “Abrazar los cambios, aunque al principio no sean fáciles

  1. San dijo:

    Tu ayuda en cualquier campo del Trabajo Social es necesaria y seguro q aportarás bastante conocimiento y saber hacer.Qué vivan los auténticos Trabajadores_as sociales q llevan en su interior el ayudar a los q lo necesitan.Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s