Reflexión sobre la película Joker

La película Joker nos muestra que ante ser invisible y ser malvado (2)

La película de Joker muestra cómo el tipo de sociedad que envuelve a las personas de una comunidad, determina en gran medida cuál será la respuesta individual de cada una de ellas y su posible comportamiento hacia el resto.

Al conjunto de personas que habitan en un territorio y a sus instituciones y gobernantes se les denomina Sistema. Todo aquello que un Sistema no acoge y rechaza, tarde o temprano se le puede volver en contra, como sucede con la película de Joker.

Establecer mecanismos de ayuda al otro hace posible que afloren valores de bienestar y de cuidado hacia los demás, y esto pasa por condenar toda acción discriminatoria y apoyar siempre la convivencia de todas las personas.

La película de Joker nos cuenta cómo ciertos determinantes ambientales pueden destrozar la vida de una persona y sus posibilidades de optar por una vida normalizada, con la única opción posible de corromper su sistema de valores y destruir su ser moral, incluso en aquellos casos en los que se busca ayuda desesperadamente para ser un buen ciudadano.

Las sociedades que permiten aflorar la injusticia y la desigualdad, se arriesgan al aumento del vandalismo y de la barbarie. Cuando no tienes nada que perder porque no tienes ningún valor para la sociedad en la que te desenvuelves, puedes caer en un proceso de corrupción moral que te empuje a realizarte desde el delito y el daño a otros…, de algún modo tienen que salir las miserias de cada uno y las frustraciones por no encajar en el molde de éxito social establecido.

Arthur, el personaje protagonista, va pasando de ser un sujeto pobre, enfermo y vulnerable, una persona que se esfuerza por encajar y por tener autonomía en una sociedad de clases…, a una persona que se va transformando en un líder carismático del lado oscuro: ya no volverán a hacerme más daño, ya no me volverán a golpear, atacaré para defenderme de todo y de todos. En su versión vulnerable, despierta algunas compasiones y tristezas, en su versión malvada genera miedo por lo incontrolable de su conducta.

¿En qué rol dejas de sentirte vulnerable? Joker lo consiguió en el rol de malvado, de asesino. Ese es el molde que finalmente encuentra y en el que encaja.  Ya no tiene que mirar a la sociedad desde abajo, como si fuera un insignificante insecto. Desde este nuevo lugar él es alguien, es una persona a la que todos recordarán por su capacidad de destrucción y de maldad.

El trabajo está hecho, un nuevo ser humano no querido por un Sistema social no igualitario e injusto ha encontrado como única salida corromperse y destruir todo a su paso.

Ahora, tal como en la película de Joker, se avecinan tiempos oscuros dominados por fuerzas que tratan de expulsar al que no tiene nada, al que está al borde de la exclusión. El poder ha tomado la determinación de ensalzar lo patrio, y levantar infranqueables muros hacia quienes huyen del horror en sus países de origen. Se flexibilizan los despidos en las empresas, el trabajo cada vez es más precario… pero los privilegios siguen en manos de unos pocos que sólo se preocupan por vivir bien ellos, y que se ajusten el cinturón los demás.

“El bosque seguía muriendo, y los árboles seguían votando al hacha…”.

Inmaculada Asensio Fernández

Publicado en Recursos para avanzar, Trabajo Social | Etiquetado , , , | Deja un comentario

El Método The Work de la autora Byron Katie es útil para trabajar creencias que nos hacen sufrir

Los pensamientos pueden ser

En el año 2012 viajé a Los Ángeles (EE.UU) para realizar una formación intensiva en un método denominado THE WORK, creado y patentado por la autora estadounidense  Byron Katie.

Conocí este Método leyendo una publicación en una revista que recogía una entrevista a su autora que llamó mi atención. Decidí indagar y compré algunos libros de Byron Katie, así como acudí a un curso que impartieron en España otras personas formadas con ella en Estados Unidos. Este curso me pareció bastante beneficioso a nivel personal, de manera que no quise quedarme sólo con esta experiencia y tomé una importante decisión para mi: conocer a su autora.

Viajé, por tanto, a Los Ángeles y tras asistir a una formación intensiva de más de 100 horas, estuve durante un año practicando este Método The Work conmigo misma, de modo que usaba sus preguntas para cuestionar todo aquello que me generaba malestar, logrando siempre bastante alivio.

En el año 2013 repetí la experiencia, pero esta vez en Alemania, que es el único país de Europa en el que Byron Katie imparte su Escuela de Formación. Repetí como ayudante o staff de la Escuela, sin coste por mi asistencia a esta segunda formación, y a cambio de ofrecer mis servicios como asistente en todo aquello que pudiera ser útil a la organización (desde apoyar en las dinámicas facilitando el Método a nuevos y nuevas asistentes, hasta ayudar en la limpieza y orden de la sala de formación, o en la preparación de apuntes, fotocopias, etc…, un auténtico servicio a los demás). Aprendí tanto en esta Escuela como en la anterior, de tal forma que asimilé aún con más firmeza lo positivo del Método para mitigar el malestar que generan muchos pensamientos, de manera que hoy día se ha convertido en una poderosa herramienta para mi vida, e incluso para ayudar a alguna que otra persona que me lo ha pedido expresa y puntualmente.

Agradezco haber tomado la decisión de asistir a estas dos Escuelas con Byron Katie, y contar hoy día con este background para mi propio bienestar.

Inmaculada Asensio Fernández.

Publicado en Método The Work (Byron Katie) | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Amparo Lloret, una mujer con dotes de liderazgo, inteligencia y sensibilidad que ha dejado huella en la atención social a la salud mental en Almería

Quisiera destacar la labor de Amparo Lloret en el trabajo coordinado por las personas con trastorno mental grave en la provincia

Amparo Lloret López es licenciada en psicología y hasta hace unos días ha sido la delegada provincial de FAISEM en Almería, labor que ha desarrollado de manera excepcional durante más de una década.

En mi labor como trabajadora social en el Departamento de Salud Mental en el Servicio Territorial de la Agencia de Servicios Sociales y Dependencia en Almería (ASSDA), realizo funciones de coordinación con los servicios sociales comunitarios, las unidades de gestión clínica de salud mental de la provincia, el Centro de Valoración y Orientación de la Discapacidad y la Fundación Pública Andaluza para la Integración Social de Personas con Enfermedad Mental, FAISEM.

Esta Fundación tiene entre sus cometidos la labor de gestionar los programas residenciales y de atención diurna, y para la Agencia de Servicios Sociales y Dependencia es muy importante mantener una comunicación fluida y una buena coordinación con los agentes implicados en la atención directa a la ciudadanía, y en especial con FAISEM, por ser la entidad que ofrece una alternativa residencial a  personas en situación de dependencia con trastorno mental grave para que puedan vivir con dignidad y con un adecuado proyecto de vida.

El valor que se le da a una organización está directamente relacionado con las personas que las representan o trabajan en ellas, y en este sentido me siento en la obligación moral de poner de relieve el enorme valor aportado al terreno de la salud mental en Almería por personas como Amparo Lloret López. Una mujer con importantes dotes de liderazgo, inteligencia y saber estar -como se suele decir-, siempre mediadora ante los conflictos que se presentan en el trabajo en el día a día. Positiva, muy trabajadora -a veces hasta el agotamiento- y siempre activa en todos los foros en los han estado presentes las palabras “salud mental”, “Almería tierra sin estigma”, e “integración social de las personas con problemas de salud mental”.

Incansable y justa, positiva y reivindicativa cada vez que ha sido necesario:

“Hay que seguir luchando para que las personas con problemas de salud mental tengan una verdadera integración, lo que pasa por promover de verdad el acceso al mercado laboral”.

Con esta frase (o similar) cerró Amparo Lloret la celebración del Día Mundial de la Salud Mental en el Auditorio Maestro Padilla allá por el año 2014, si mal no recuerdo, e incluso se emocionó haciendo partícipe a la audiencia de la idea de que sin empleo no se puede luchar contra el estigma.

Gracias Amparo, por tu profesionalidad, esfuerzo y compañerismo. Seguirás cosechando cosas buenas porque eres una gran persona.

Inmaculada Asensio Fernández.

Publicado en Trabajo Social | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Escuchar la voz del menor: una de las principales conclusiones a las que llegaron los responsables políticos tras el asesinato del niño Daniel Pelka, en Reino Unido

Daniel Pelka fue asesinado por su madre y la pareja de su madre en marzo de 2012, en el municipio de Conventry (Reino Unido). Los medios de comunicación británicos pusieron el foco en este caso que causó una gran conmoción social y que removió las conciencias de muchas personas que trabajan en la protección del menor.

Nadie escuchó a Daniel” – fue la conclusión final a la que llegó el máximo responsable político del municipio de Coventry, compartida en una entrevista ante los medios de comunicación, y “esta es la realidad más dura con la que nos estamos encontrando ahora que ya no podemos hacer nada”.

Tras la muerte de Daniel se llevó a cabo una profunda revisión del caso, tal como recoge la normativa en Reino Unido: es obligatorio realizar un “case review” o “análisis de caso” tras una experiencia en la que una persona menor de edad muere sin recibir la protección necesaria. Esta obligación legal de revisar los casos tras la muerte de menores en circunstancias de negligencia o violencia, debería estar recogida en todas las normativas de protección a la infancia de todos los países. Y fruto de esta revisión, se deberían generar cambios en los protocolos y cauces de actuación para mejorar el sistema de protección y los mecanismos de coordinación entre todos los agentes implicados (por ejemplo, Servicios Sociales, Educación, Salud, Policía, Justicia…).

En el caso específico de Daniel Pelka, al estudiar su caso y conocer más detalles, se supo que hubo muchas oportunidades para evitar su muerte, que pasaron inadvertidas para los y las profesionales que trabajaban en los servicios públicos:

  • Los servicios de salud denunciaron una fractura de brazo del menor, cuyas explicaciones por parte de la madre y del padrastro resultaron inconsistentes.

  • El menor presentaba ligeros moratones (según las imágenes que fueron tomadas por las cámaras de seguridad del centro educativo al que asistía), así como presentaba un estado absolutamente famélico, y con frecuencia se lo veía rebuscar y comer comida de la papelera en el patio del recreo.

  • La policía estuvo en su vivienda 27 veces, ya que los vecinos denunciaron que escuchaban peleas y golpes con frecuencia, y sospechaban que en esa vivienda sucedía algo “malo”.

  • Los servicios sociales hicieron visitas, pero no detectaron -en principio- nada que hiciera aconsejar una retirada del menor de su entorno (sin embargo, una vez muerto Daniel, cuando se llevó a cabo el levantamiento del cadáver, se pudo comprobar que el estado de su dormitorio era deleznable, ya que dormía sobre un delgado colchón, destrozado y sucio, en el suelo… por poner un ejemplo).

  • Etc.

Hubo algo que despistó a todo el mundo que intervino para esclarecer lo que ocurría en esa casa, y es que la actitud de la madre y su pareja parecía ser encantadora, colaboradora, amable… de manera que nadie podía afirmar a ciencia cierta que ese menor estaba siendo maltratado.

Si se fracturaba el brazo, según la madre es que era un niño inquieto que no paraba nunca en casa.

Si estaba súper delgado y comía de la papelera, según la madre es que no sé cómo hacer para que Daniel coma en casa, no le gusta nada y nunca quiere comer nada.

Si se escuchaban golpes, según la madre es que discutían pero no tenía importancia, en seguida lo solucionaban.

Siempre amables, disponibles y abiertos…, era imposible que estuviesen haciendo daño al niño.

Pero hubo algo que el máximo responsable político del municipio de Conventry dejó claro:

hay una verdad que nos duele y es que nadie preguntó a Daniel cómo estaba en su casa, nadie habló con el niño -ni con su hermano de 11 años- de manera que él no pudo expresar de ninguna manera lo que estaba sucediendo”.

SI ALGO LE SUCEDE AL NIÑO, PREGÚNTALE AL NIÑO, ASÍ DE SENCILLO. Con esta frase puso fin a la entrevista.

Inmaculada Asensio Fernández.

Publicado en Trabajo Social | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Se celebra en Almería un grupo de discusión ciudadano para recoger propuestas para impulsar una cultura ética en los servicios sociales de Andalucía

ciudadania 3

Imagen del Grupo de Discusión

Esta iniciativa  forma parte del diseño de la Estrategia de Ética de los Servicios Sociales de Andalucía, cuya aprobación se prevé para el mes de diciembre del presente. 

Previo a la aprobación de la Estrategia de Ética de los Servicios Sociales de Andalucía, el 11 de octubre de 2019 se ha llevado a cabo un grupo de discusión compuesto por 13 personas que conocen o han sido atendidas en alguna ocasión por los servicios sociales, para conocer su opinión sobre cómo poner en valor la calidad ética en estos servicios, y también sobre cómo incorporar la voz de la ciudadanía en el diseño de actuaciones previsto en esta Estrategia de Ética.

El grupo de discusión se ha desarrollado en Almería, en el salón de actos de la Delegación de Salud y Familias, con ciudadanos y ciudadanas que desean colaborar en la construcción de unos servicios sociales que pongan en valor la ética, ya que es la que debe regir la atención proporcionada por profesionales, el diseño de los espacios y la protección de la intimidad y la privacidad, la gestión de los recursos y la inclusión de las personas usuarias en el centro de las políticas sociales y de las intervenciones profesionales.

El grupo destaca que deben ser cualidades inherentes a los servicios sociales el buen trato a las personas, sobre todo en la acogida inicial que es cuando una persona se siente más vulnerable y con dudas razonables sobre cómo evolucionará su situación y sus problemas. La empatía, el interés por la persona, el respeto, la serenidad, la escucha activa, la comprensión libre de juicios y el uso de un lenguaje comprensible y adecuado al nivel educativo, discapacidad o dificultades idiomáticas de cada persona, deben ser tan importantes como la disposición de recursos y ayudas, y la progresiva facilitación de trámites administrativos que reduzcan la burocracia, que es percibida de manera negativa por todo el grupo.

Se ha destacado el importante papel que tienen las personas que toman decisiones políticas, para la mejora de la calidad de vida de toda la comunidad, y han expresado que “esta responsabilidad conlleva la necesidad de actuar con rigor y mucha conciencia ética, pero sobre todo con un profundo conocimiento de la vida, de la justicia y de la igualdad”, ha expresado una persona de entre los asistentes.

Además, consideran que sería muy útil contar con un Código Ético en servicios sociales, de manera que todas las personas que trabajan en estos servicios se comprometan a aplicarlo en todas las situaciones que se presenten en el día a día, y que promueva la humanización de la atención, de los servicios y de la gestión de los recursos públicos. Incluso han expresado que sería interesante y necesario que la propia ciudadanía pueda participar en la elaboración de esos Códigos, y en el funcionamiento de los Comités de Ética de los Servicios Sociales, contando con la formación adecuada para ello.

Inmaculada Asensio Fernández.

Publicado en Trabajo Social | Etiquetado , , , , | 2 comentarios

¿Y cuál es mi valor?

Érase una vez una niña que no podía saber cuál era su valor, dado que nunca se lo habían transmitido. Sus padres andaban ocupados en otros menesteres y jamás hallaban hueco para dedicar palabras dulces y de aprobación a su pequeña. No había momentos para los halagos ni las felicitaciones por las cosas bien hechas; tampoco para la atención plena y cómplice hacia su niña… Sus vidas eran dominadas por otras fuerzas, inconscientes, pero mucho más poderosas y desgastantes, de manera que relegaban el cariño hacia sus hijos a la mera cobertura de sus necesidades. Y como esta chiquita nunca lo escuchó ni lo percibió de las personas adultas con las que convivía, creció con la idea de que alguien tenía que disipar sus dudas…, ¿cuál es mi valor?
Debido a esa carencia latente durante toda su infancia, fue desprovista de la capacidad de darse cuenta de todo lo bueno que había en ella, de su amor propio. Y de este modo, aunque era una joven muy hermosa, caminaba sin radar -a ciegas- deseando encontrar personas que le devolvieran una imagen positiva de sí misma. Conforme fue creciendo, se fijaba en los demás, no por una cualidad especial… fueran más guapos o menos, más inteligentes o menos… mejores compañeros o menos (…), ella posaba sus ojos sobre aquellos que pensaba le revelarían ese gran secreto; incluso se conformaba con un cálculo aproximado, con la idea original de darse permiso para amarse o despreciarse en función del resultado.
Y así pasó los años. Tropezando con unos y con otros… siempre intentando que la vieran y que la apreciaran…
Sobre esta base de carencia se construyen muchas relaciones, tanto de pareja, como de amistad y laborales. Hay personas que aguantan lo indecible porque desconocen cuál es su valor, porque no recibieron el amor que merecían por el simple hecho de ser personas. Si, recibieron amor, pero a cambio de sumisión y obediencia, a cambio de cuidados, a cambio de fidelidad, a cambio de silencio y una baja demanda de atención, e incluso a cambio de aguantar situaciones inadecuadas.
Lo que tú vales, tu autoestima y tus virtudes, sólo pueden ser advertidas por ti misma. Mala suerte es que tus padres no hayan tenido la habilidad de transmitirte tus enormes dones y cualidades, pero si ellos no lo hacen y te cansas de buscar personas que lo hagan por ellos… tendrás que aprender a darte cuenta de cuál es tu valor por ti misma.

He aquí un cuento en el que muchas niñas, hoy mujeres y madres -e incluso abuelas…y también niños, hombres y abuelos, se han sentido reflejados… “¿Lo has escrito para mi, Inma?” Me dijo una amiga. -No, no es para una persona específica, es para todas las que alguna vez han puesto en duda su valor. A ellas con toda mi admiración.

Escrito por Inmaculada Asensio Fernández

Publicado en Counselling, Fábrica de Sueños, Recursos para avanzar | Etiquetado , , , | Deja un comentario

La mente humana no siempre distingue entre la verdad y lo que nos contamos sobre ella

NO TE CREAS TODO LO QUE TE DICES (1)

Hay pensamientos que nutren, que nos ayudan a avanzar en nuestros propósitos, relaciones y en la vida. También hay pensamientos que estresan y producen sufrimiento, y si nos dejamos arrastrar por ellos eliminan todo rastro de claridad: nuestra fuerza para actuar y tomar decisiones.

Por esta razón es conveniente parar y reflexionar cuando algo nos mantiene en una situación de estrés o desasosiego… nuestra propia visión sobre los hechos, nuestras experiencias personales y nuestros valores pueden afectar a la forma de interpretar lo que está sucediendo, y cuanto más aturdidos o aturdidas nos encontramos, mayor es la posibilidad de errar.

La autora estadounidense Byron Katie (2012) dice que es necesario cuestionar nuestros pensamientos para no dejarnos arrastrar por ellos -al menos no por todos ellos- ya que movilizan de manera instantánea nuestras emociones, que son las que nos pueden precipitar a actuar sin pensar.

Si te molesta, duele o te mantiene en situación de alerta… aléjate de la situación para retomarla y reflexionar sobre ella, o cuestiona tus propios pensamientos. Byron Katie propone hacerlo con su método: The Work. Cada cual ha de encontrar el suyo.

Reflexión para el día de hoy, por Inmaculada Asensio Fernández.

 

Publicado en Método The Work (Byron Katie), Recursos para avanzar | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario