Personas en situación de dependencia: atención, ética y humanización

A continuación comparto un resumen sobre mi participación en el XXII Congreso de la Sociedad Andaluza de Calidad Asistencial (Almería 2017), en una mesa sobre “Humanización en el entorno socio sanitario”.

Hace 4 años realicé una visita a una Unidad de Estancias Diurnas de personas mayores, y en un momento en el que estaba siendo acompañada para ver las instalaciones, entré con la directora en la Sala de Fisioterapia, y al fondo vi a un señor mayor que se desplazaba en silla de ruedas y que en ese momento estaba realizando ejercicios con una rueda de hombro. Me quedé mirándolo fijamente, porque me era ‘familiar’, de modo que decidí aproximarme y, conforme me iba a acercando a él, de verdad me dio un vuelco el corazón. ¿Es usted Don Manuel? –le dije. Y me contestó: -Si, y tú eres la hija de Pepe el Municipal. La sensación de verle de nuevo después de tantos años hizo que verdaderamente me emocionara y se me escapara alguna lágrima, que rápidamente desdibujé con el dedo índice aparentando la máxima normalidad. ¿Qué le pasaba a Don Manuel? ¿Por qué estaba en una silla de ruedas? ¿Y cómo es posible que se acordara de mi si habían pasado casi 20 años…?
Don Manuel fue el médico de cabecera de nuestra familia durante mi niñez y adolescencia. Le recuerdo como a un hombre afable, siempre con una mirada atenta, quién me sermoneaba –a medias- cuando mi madre le decía que nunca quería comer de nada… Amable, dispuesto, cercano… cuando estaba contigo estaba contigo, y siempre intentando ayudar para llevar mejor la enfermedad, cuando alguien caía enfermo. Era un hombre querido por toda mi familia, y cuando esa tarde llegué a casa y le dije a mi madre que lo había visto… sintió una gran alegría.

El lema de este Congreso es la Humanización de la Asistencia, y para mí hablar de humanización es hablar de personajes como Don Manuel, que nunca se olvidan.

Esta mañana voy a hablar de Dependencia, de Ética y de Humanización.

Humanizacion y Dependencia 2

El trabajo social comparte escenario con lo clínico-sanitario en la atención a las personas en situación de dependencia, dado que éstas presentan importantes complejidades relacionadas con sus limitaciones y la continuidad de su proyecto de vida, así como involucra a las familias cuidadoras, gravemente sobrecargadas y demandantes de asistencia y ayuda. Por otro lado encontramos la presión asistencial y la lentitud de respuesta social a través de ‘Dependencia’, lo que desgasta a pacientes, familias y profesionales. De manera que muchos son los esfuerzos que hay que poner en juego -desde lo humano- para paliar muchas situaciones, e importante es la coordinación que se pone en marcha para agilizar trámites y procedimientos para dar una respuesta inmediata a los casos más urgentes, desde el punto de vista social y clínico, como promover un ingreso en residencia de mayores para una persona que no puede retornar a su entorno, tras un proceso de hospitalización.
Encontrarse en una situación de dependencia no se relaciona solamente con la noción de salud o enfermedad, sino que tiene mucho que ver con el proyecto de vida de una persona y de su grupo familiar.

Cuando un trabajador social va al encuentro de una familia, verdaderamente no sabe lo que se va a encontrar, pues como decía Tolstói en Anna Karénina, todas las familias felices se parecen, y las infelices lo son cada una a su manera. Y está claro que el impacto de un problema (como puede ser la dependencia) obliga a reorganizar hábitos y roles de una manera ágil, y son muchas las familias que no pueden absorber el impacto de un diagnóstico con consecuencias graves, y claudican.

La Atención a la Dependencia, recogida en la Ley 39/2006, es un imperativo legal que responde a una exigencia moral y social: atender la fragilidad por la que se presupone que vamos a pasar todos, o casi todos… lo que no sabemos es en qué momento de nuestra vida.
La ética nos ayuda a establecer el marco de relación con el otro, sustentado en principios y valores. Ayuda, además, a afrontar conflictos y a tomar decisiones difíciles (en base a valores y con una metodología objetiva para analizar los casos que no tienen fácil respuesta), y de la manera más prudente (como diría Diego Gracia) y con las mayores garantías para la persona. Aunque no nos demos cuenta, nuestra actitud y nuestras decisiones van forjando un talante que traspasa a las personas que atendemos, y que las puede hacer sentir acompañadas o ninguneadas, aunque nuestra actuación sea la más eficaz desde el punto de vista técnico.
Según el psicólogo estadounidense Lawrence Kohlberg, la formación del juicio moral es el resultado de un proceso de aprendizaje, por tanto también se adquiere a través de la cultura y de las referencias del grupo con el que nos relacionamos. Las personas –sin saberlo- vivimos en un esfuerzo permanente de adaptación a los contextos y situaciones que nos toca vivir, de modo que es importante pararse y analizar el talante que se ha forjado en nuestro carácter, pues puede que pasen los años y llegue un día en que no te reconozcas.

Y la única manera de modificar ese talante que domina tu carácter, es con la conciencia, que es la linterna que nos muestra el camino de vuelta hacia nuestros objetivos y aspiraciones más profundas, que no tienen nada que ver con el estatus ni con lo material o superfluo, por tanto delimitando claramente la diferencia entre Atención Humanizada y Atención Deshumanizada.

Cuando me pidieron preparar esta intervención a principios de semana, decidí elaborar un pequeño cuestionario que recoja claramente lo que se entiende por ATENCIÓN HUMANIZADA y cómo podemos reconocer a un profesional inhumano en el trato directo. EL cuestionario fue administrado a 48 personas, a través de la aplicación googledoc, y estos son los primeros resultados:

En términos generales, la atención humanizada privilegia aspectos de la relación con el otro, fundamentalmente la empatía, respeto, dignidad, atención, escucha, no enjuicia, permite expresar lo que avergüenza, reconoce al otro, es cálida, etc…

Los atributos de la HUMANIZACIÓN se relacionan, ordenados según importancia, con:

-Tratar con empatía o empatizar con el otro

-Respetar al otro sin juicio: su autonomía, su nivel socio cultural, su individualidad

-Tratar al otro como a un ser valioso, con dignidad

-Generar confianza

-Dar un trato personalizado

-Escuchar antes de hablar, sin juicio y con sensibilidad: activamente

-Trato cercano

-Reconocer al otro

-Tratar con calidez

-Amabilidad

-Mirar a los ojos

-Solidarizarse con el otro, sentir compasión, no lástima

-Sonreír

-Tratar sin superioridad: desdén, desprecio, indiferencia…

-Estar más atento a la persona que a tus pensamientos

-Mostrar interés en resolver

-Conceder atención al otro

-Permitir a la persona sentir y expresar

-Atender las necesidades físicas y emocionales

-Tener un diálogo correcto

-Permitir compartir lo más íntimo, lo que avergüenza

-Permitir mostrar los puntos débiles

-Informar con claridad y honestidad

-Comunicarse con el otro

-Exponer todas las opciones posibles con sus riesgos

-Tener conciencia de que trabaja con personas

-Ser más cálidos y menos fríos

-Transmitir valores

Y respecto a cómo podemos reconocer a un profesional inhumano en el trato directo porque se mueve desde el ejercicio del PODER, la superioridad. No es empático, se muestra frío y alejado de la persona. Evita el contacto visual, interrumpe, muestra indiferencia, se muestra impaciente y molesto, cosifica, etc.

-Marca diferencias con el otro. Superioridad. Ejerce el Poder. Se comporta con supremacía. Actitud de superioridad. Menosprecia los comentarios o conocimientos del otro. Despotismo. Minusvalora. Trata con desdén. No hay una relación de equidad.

-Ausencia de empatía

-Frialdad

-No escucha

-Alejamiento de la persona

-Evita el contacto visual

-Se muestra impaciente y molesto (quiere acabar cuanto antes)

-Increpa

-Falta de atención en la persona

-Cosifica

-Es insensible

-No ofrece esperanza, la posibilidad de un futuro

-Contempla sólo al individuo, no al contexto

-Prejuzga

-No es claro en sus manifestaciones. Es escaso en la comunicación

-Porque interrumpe

-No es amable

-No trata con dignidad

-Más preocupado por las normas y protocolos que por la persona

-Obliga a ocultar las debilidades a su paciente

 

Conclusión

Poner atención en el comportamiento que tenemos hacia las personas que atendemos es lo que marca la diferencia entre una intervención insustancial, y una intervención con calidad. En mi caso, os puedo decir que Don Manuel no ganó un Premio Nobel de Medicina, pero verdaderamente ha sido un médico que ha generado un impacto imborrable en los recuerdos de muchas familias, por ejemplo en la mía. A ti, Don Manuel, aspiro yo algún día a parecerme. Gracias por tu humanidad.

Autora: Inmaculada Asensio Fernández

 

 

Anuncios
Publicado en Docencia, Trabajo Social | Etiquetado , , , , , | 4 comentarios

Cuando un niño maltratado y no es protegido a tiempo, se abre una cuenta pendiente entre la sociedad de hoy y el adulto de mañana

Maltrato Infantil

Inmaculada Asensio Fernández

Publicado en Trabajo Social | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

¿Qué sucede cuando el maltrato es invisible a los equipos profesionales?

Un niño de 4 años fue asesinado por su madre y la pareja de ésta el 3 de marzo de 2012, en Conventry, Reino Unido.

La historia de Daniel es terrible, y sirve para ilustrar que vivimos en un Sistema que ha de ser cuestionado frecuentemente, para corregir posibles desviaciones.

A través de este vídeo se recoge la historia del niño Daniel Pelka, que fue maltratado y asesinado por su madre y por la pareja de su madre, a pesar de que la policía recibió 27 denuncias de posibles agresiones en el domicilio. El caso estaba en manos de los servicios sociales, pero finalmente parece ser que -debido a una serie de acciones inconsistentes y a la falta de coordinación profesional- Daniel no fue protegido a tiempo.

El colegio al que acudía Daniel también fue testigo de su extrema delgadez y de cómo buscaba comida en las papeleras (cuando su madre alegaba que nunca deseaba comer…). Tras su muerte, todos mostraron su malestar y sus disculpas, por la falta de contundencia en sus acciones, lo cual se resume en el siguiente vídeo de 7 minutos.

Inmaculada Asensio Fernández

Publicado en Trabajo Social | Deja un comentario

Infografía: mi particular lectura sobre el XIII Congreso Estatal y I Iberoamericano de Trabajo Social

Me sumo a las conclusiones finales del Congreso un poco más tarde que mis compañer@s de la Blogotsfera y, como no deseo repetirme, he decidido grabar mis conclusiones finales en una sola imagen que comparto a continuación. Gracias Mérida, y gracias al Comité Organizador y Científico del Congreso.

Complete all of your applications and put the finishing touches on your college essays.

Autora: Inmaculada Asensio Fernández

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Ya está inaugurado el XIII Congreso Estatal y I Iberoamericano de Trabajo Social en el Teatro Romano de Mérida, 2017

IMG_20171019_232527Anoche tuvo lugar la inauguración del XIII Congreso Estatal y I Iberoamericano de Trabajo Social, que este año tiene como lema “Construyendo Comunidades Sostenibles, dilemas y retos”.

El lugar elegido para la puesta en escena ha sido el Teatro Romano de Mérida, que fué inaugurado hacia los años 16-15 a. C. No se ha podido escoger un marco mejor, por tanto lo mínimo es agradecer muy mucho a las gentes y gobernantes de Mérida este precioso regalo.

Ayer arrancó el Congreso con una conferencia marco muy interesante, ofrecida por Teresa Matus Sepúlveda, titulada ” Innovación y gestión de la calidad de los procesos de intervención social”. A través de su discurso nos hicimos nuevamente conscientes de las enormes irregularidades y flaquezas de los sistemas, y que lógicamente contribuyen en la perpetuación de la insatisfacción, los sentimientos de anomía, y la pobreza. Nuestro lugar en el mundo viene dado y cobra sentido únicamente por un FIN: el consumo. Sólo cuando se puede consumir, para sostener los desafíos actuales de los mercados, tenemos un valor social. Si no consumes…si no tienes…, ¿a quién le importas? ¿Qué podemos hacer por ti?

Compra, trabaja, no generes alteraciones ni problemas de ningún tipo que pongan en entredicho esta fórmula… Pues la fórmula funciona, y si tú no te adaptas o no llegas, la culpa la tienes tú, que lógicamente no te esfuerzas lo suficiente, no eres un buen esclavo.

consumismo.jpg

Es rompedor y a la vez gráfico comprobar que muchas personas no tienen cabida en esta lógica neoliberal. Todos NO somos iguales, y no tenemos las mismas oportunidades, pues asi reza en los mecanismos que accionan la máquina que hace rodar todo ésto.

Ni la pobreza, ni el cambio climático, ni la infelicidad percibida o la injusticia social… Tienen fuerza suficiente para detener esta dinamo, para hacernos pensar…

Las estructuras profesionales sabemos que las fórmulas que tenemos para trabajar con las  personas y familias son insuficientes. En una misma sala están el trabajador social y la persona necesitada de ayuda. Conversarán e intercambiarán necesidades, recursos y sentires varios, pero el enfoque de respuesta posible quizá algo pueda paliar, pero no solucionar, no al amparo del Sistema conocido.

¿Hay algo que se pueda hacer?

Un par de recomendaciones, al menos:

La primera, investigar la acción profesional, y el por qué fracasan las intervenciones profesionales; no quedarnos en la superficie ni en los argumentos consabidos de ña mayoría. Cuestionarse las cosas, hacerse preguntas, contrastar…investigar desde el trabajo social.

Y en segundo lugar, interesarnos por la política, entrar en los procesos de decisión…cuestionar tu propio papel en todo este engranaje… RENACER A CADA OPORTUNIDAD.

Inmaculada Asensio Fernández

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Que todos los niños y niñas del mundo sean felices

John Bradshaw dijo una vez, que cuando llegamos a adultos llevamos dentro de nosotros unas 25.000 horas de Cintas grabadas con la voz de nuestros padres… ¿cuántas de esas horas te dicen lo valioso que eres, y cuánto te aman incondicionalmente?

Interesante pregunta para todo adulto que un día fue niño o niña, porque todo el mundo lo fue… aunque no todos lo recuerdan.

Fdo. Inmaculada Asensio Fernández

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Aunque me abandones, seguiré a tu lado

Imagínate que tienes 8, 9 ó 10 años y una mañana tu padre o tu madre te dicen que te levantes, desayunes, te arregles y subas al coche para salir de casa. Esto no tiene nada de extraordinario, pues cada día desde tu nacimiento sueles salir a la calle con tus padres, para hacer “cosas de mayores”, o para pasear por el parque y frente al mar.

¡Qué alegría de día, como te gusta salir a la calle a jugar y a correr! Sientes mucho entusiasmo y te mueves de un lado a otro en tu asiento, pues salir es tu actividad favorita.

Ahora llegáis a una redonda en la carretera, y tus padres paran el coche. Uno de los dos se baja y te abre la puerta amablemente, invitándote a bajar. La diversión está aún más cerca…  ya hemos llegado, ¡por fin!… y sales del vehículo con toda tu ilusión, corriendo de un lado a otro una vez fuera de él.

Entonces quién te abrió la puerta sube al coche, sin decir nada y sin mirar atrás, y quién ha venido conduciendo inicia la marcha, dejándote allí sola o solo, abandonad@.

¿Cómo te sentirías? ¿Qué harías?

Difícil de imaginar algo así vinculado a una persona, a un niño o niña, pero a los animales les pasa mucho y es tremendamente triste para ellos sentirse abandonados de este modo tan despiadado,  a un lugar de la cuneta.

¿Por qué suceden estas situaciones tan lamentables?

Aquí os dejo la historia de Aston, un precioso perro mastín que fue abandonado del modo descrito, y que esperó durante 7 días y 7 noches junto a esa redonda, en la cuneta, a que sus dueños volvieran a buscarle… pero nunca más se supo de ellos… Dentro de lo triste de la historia de Aston, en su caso tuvo un final feliz pues fue adoptado por una familia madrileña, y  ahora vive con ellos y tiene una enorme calidad de vida.

Comparto un documental muy cortito (6,52 min.) que se titula Aunque me abandones, seguiré a tu lado, y que cuenta este episodio en la vida de Aston, su abandono, con testigos reales de la situación y de su rescate, y con el relato de sus nuevos papis.

Documental: https://www.youtube.com/watch?v=z2Pu509XECI&feature=youtu.be

Gracias a El Refugio por su labor y por este documento gráfico. Merece la pena verlo.

Por favor, no compres animales, adopta.

Inmaculada Asensio Fernández

Publicado en Sin categoría | 1 Comentario