La verdad, la bondad y la necesidad

Imagen

Los tres filtros de Sócrates

Un joven discípulo de un filósofo sabio llega a casa de éste y le dice:

Oye maestro, un amigo tuyo estuvo hablando mal de ti…

¡Espera! –lo interrumpe el filósofo-. ¿Ya hiciste pasar por los tres filtros lo que me vas a contar?

¿Los tres filtros?

Sí. El primero es la verdad. ¿Estás seguro de que lo que quieres contarme es absolutamente cierto?

No. Lo oí comentar a unos vecinos.

Al menos lo habrás hecho pasar por el segundo filtro, que es la bondad. Eso que quieres decirme, ¿es bueno para alguien?

No, en realidad no. Al contrario…

¡Ah, vaya! El último filtro es la necesidad.

¿Es necesario hacerme saber eso que tanto te inquieta?

A decir verdad, no

Entonces –dijo el sabio sonriendo-,

si no es verdadero, ni bueno, ni necesario…

sepúltalo en el olvido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s